TREIF - Su empleador fuerte en la región
Empleados que crecen y se desarrollan como personas

Nuestros empleados y empleadas son parte de nosotros, como una cuchilla es parte de la cortadora. Ellos comparten un gran entusiasmo por el progreso, la innovación y la calidad. Al mismo tiempo, poseen la habilidad de valorar lo existente y respetar nuestras raíces. Ellos disfrutan dando forma al hoy y al mañana de TREIF con su trabajo. Y en este proceso, no temen tomar las decisiones ellos solos. Una comunicación abierta y transparente es la base para formar en el futuro un equipo todavía más fuerte, en el cual cada uno hace su contribución propia con su talento individual. Por ello le prometemos darle la bienvenida entre nosotros, y compartir con gusto nuestros conocimientos, nuestra experiencia y nuestros desafíos.

Crecimiento que rompe todas las ataduras

¡Estamos orgullosos de nuestras raíces! Ellas nos ponen los pies en la tierra, y nos dan el soporte necesario para poder crecer. Pero no nos dormimos en nuestros laureles del pasado. Queremos crecer, y nuestro entorno de trabajo diario está aumentando con: nuevas sucursales, nuevos colegas y clientes internacionales, que exigen con toda razón de nosotros los más altos rendimientos. Nuestras destacadas innovaciones –de las que estamos muy orgullosos– así como nuestro entendimiento de las necesidades de nuestros clientes, nos han abierto las oportunidades que ahora estamos aprovechando. Es un crecimiento que constituye un desafío para todos, no hay duda. Aportamos nuestra contribución con toda nuestra pasión, porque creemos en el éxito (de TREIF).

Precisión de corte con pasión

El “gen de corte” de nuestros empleados –como gusta de llamarlo nuestro propietario– distingue nuestro DNA de TREIF individual: El entusiasmo por nuevas tecnologías y su desarrollo constante, así como la pasión por identificar, desarrollar u optimizar soluciones de corte para nuestros clientes Todos y cada uno de nosotros, desde el contador hasta el empleado de almacén, desde el desarrollador hasta el personal de limpieza, conoce la emoción y expectativa que nos embargan cuando se pone en marcha por primera vez una nueva máquina. Nos llena de orgullo ver lo que hemos logrado, y lo que impulsamos hacia adelante todos los días, con gran energía. Y en ese proceso también estamos mejorando constantemente nuestros procesos y superamos con gran habilidad los obstáculos. Sí esto exige fuerza. Y así debe ser también. Porque a fin de cuentas estamos persiguiendo un objetivo: Ser el socio para nuestros clientes que les entregue la tecnología de corte al máximo nivel.